El sonido y el ruído: formas de onda, armonía y ritmo

Desde el ordenador de Mario

Llamamos sonido a todo lo que sea capaz de vibrar y estimular nuestro oído. Así pues, el sonido se produce a partir de cualquier objeto que vibre. A éste se le conoce en jerga técnica como cuerpo sonoro. (incluyendo, por supuesto, un instrumento musical).

Dos formas de onda, una de sonido y otra de ruído.

El sonido y el ruído en música.

Para que el sonido se produzca, es necesario que exista un medio que lo transmita. La transmisión es normalmente a través del aire, pero el sonido también lo puede hacer a través de otros medios: como el acuático. Incluso también se puede transmitir a través de un sólido.

No todos los objetos que vibran se consideran instrumentos musicales. Los que hay, en vez de producir sonido musical, lo que generan es ruído. Es cierto que con el ruído podemos hacer ritmos musicales, pero jamás sonido musical.

El sonido musical lo generan exclusivamente los instrumentos musicales. En los instrumentos de viento, lo que vibra es el aire que circula por dentro del mismo. Luego tenemos otros que son de cuerda, y son las cuerdas las que vibran. También están los de membrana.

Lo que caracteríza al sonido es que vibra de manera armónica, es decir: ordenada. Si te fijas en la forma de onda del sonido en la imagen, lo verás mucho más claro; al verse una forma de onda muy regular.

En cuanto al ruído, podemos decir que son sonidos que nunca podrán tener armonía; por lo que con ellos no podremos reproducir los sonidos musicales (DO, RE, MI, etc…).

En la imagen se puede ver que la forma de onda del ruído es completamente irregular; y es esa característa lo que nos hace sentir el ruído como tal. Es muy más despareja, y parece no tener sentido alguno. Además, tiene mucho más picos.