Cómo te ayuda la teoría musical a tus composiciones

Desde el ordenador de Mario
Una pluma y una partitura representando la teoría musical.

La teoría musical escrita.

Por si no lo sabías, podrías pensar que la música era algo que podría comenzar en cualquier nota, ir a través de donde tú quisieras, y solo detenerte sobre lo que rinde bien y te hace sentir bien.

Aunque es cierto que muchos de nosotros hemos tenido un trabajo musical que actualmente sigue determinados estilos de composición, si no tienes idea de la teoria, tus composiciones quedarán confusas,  autoindulgentes y se sentirán como que no hay un sentido de lo que quieres expresar.

Las únicas personas que pueden sacar partido a todo lo que tiene que ver con la música, son gente que posee un conocimiento profundo sobre como se cimienta la música hasta sus últimos elementos. Así, tienen una visión instintiva para elegir los acordes correctos, y el orden en el que tienen que ser ejecutados.

De esta manera, pueden proporcionar a sus lectores esa sensación de que toda melodía y armonía tiene un sentido.

Además, aprender teoría musical también te abrirá la mente y te proporcionará nuevos niveles de inspiración, ya que contarás con un vagaje muy pronuncionado. Así que siempre que emplees tiempo en estudiar música, ese tiempo será bien invertido, aunque te aburras.

Ten en cuenta que se trata de un proceso. No puedes esperar que por una sesión de estudio de una hora lograrás ya entender todos los elementos de la música teórica. Ve estudiando todos los días un rato, y con el tiempo irás asimilando los conceptos musicales.

Ten en mente que la música es algo muy abstracto, por lo que puede que algunos aspectos de la armonía, por ejemplo, no te parezcan tan válidos como a otros músicos. Se trata más bien de un aprendizaje donde te quedarás, de manera subjetiva, con los recursos que más te llamen la atención, y con los que te identificas más.