¿Cómo funcionan las progresiones armónicas en el piano?

Desde el ordenador de Mario
Los acordes IV y V invertidos sobre el teclado del piano

Inversión de acordes en la progresión armónica en el piano

Te voy a enseñar qué son, y como funcionan en el piano, las progresiones armónicas de toda composición musical.

Bueno, empezar deciéndote que la armonía es la parte de la música donde combinamos los sonidos para hacer sonar acordes. Por lo tanto, una progresión armónica será una sucesión de acordes, uno detrás de otro.

Puede que el concepto te decepcione un poco, pero esa es la realidad: las composiciones para piano, o para cualquier otro instrumento musical armónico, se basan en distintas progresiones armónicas.

Por lo tanto, para saber construir progresiones armónicas necesitas lo siguiente: primero conocer como se construyen los acordes, luego a como funcionan. No es lo mismo, lo primero tiene que ver con los tipos de acordes, y lo segundo con la sensación que nos deja al escucharlo.

No voy a profundizar en esto, ya que tengo otras entradas escritas en el blog sobre esto. Lo que si te puedo decir es que primero necesitas conocer los intervalos musicales, que son las distancias entre las teclas del piano. Busca en el blog.

Una vez que sabes los acordes, necesitas ponerlos en contexto. ¿Cómo se hace esto? Pues con el concepto armónico de grados de la escala. Los distintos grados nos dan diferentes intensidades de tensión. Los acordes pueden ir acoplados en los distintos grados.

Ahora, combinando los acordes para que creen secuencias de menos o más tensión, podremos construir las progresiones armónicas que nosotros queramos.

Si, por ejemplo, estamos tocando el piano, y queremos dejar en vilo a la gente, podemos hacer una progresión armónica donde toquemos siempre en acordes medios y altos en tensión. Si queremos acabar, por ejemplo, un pasaje sonoro, iremos de un acorde de tensión a otro de relajación, como el que ocupa el grado I de la escala.

Bueno, ahora ya sabes como funcionan las progresiones armónicas en tu piano, además de tener un poco de armonía elemental. Te toca a ti descubrir los acordes, los intervalos, los grados, etc…